martes, 22 de abril de 2014

Ambos~dos



Sos esa dualidad que me llena y me ahoga.

Porque me haces nacer y morir al mismo tiempo.
Eres luz y obscuridad en un mismo parpadeo. 
Prístino e ideal, animal y terrenal convergiendo en un mismo ser.

Amas mis sueños y aniquilas mis delirios,

entre esa lejanía y cercanía mortal.
Porque eres todo y nada.
Porque somos universo, eternos e inmortales.
Porque no somos nada más que individuos solitarios. 

Encarnas mis demonios y mis deidades.

Eres el nombre de mi miseria y mi alegría.
Título de misterio y verdad, debajo de una sola imagen.

Melancolía dulzona y placer culpable.

Hijos del destino por añadidura.
Permíteme ahogarme en este todo fundado en la nada.
Porque no eres ni bien ni mal, solo alma fragmentada.

Déjame porfavor ser tu demonio y tu ángel.