lunes, 22 de marzo de 2010


Los Arboles se tiñen de un color
dorado otoñal.
El Viento quiebra los últimos rayos
de sol y se lleva lo que quedaba
en mi alma, se ha robado ese poco de ti.
Caigo en un montón de hojas secas,
y duermo en un infierno de soledad.
Trato de pensar, pero se me ha
agotado la fuerza, siento que desaparezco.

Te veo y no lo creo,
no creo como esto acabo así
ojos ciegos y voz muda
miradas perdidas y esquivas
me siento perdida en la luna.
¿Como todo acabo en la nada?
O quizás peor,
¿Cómo acabo conmigo?...
Siento que ya no te siento,
¿Pueden ver a través de mi?
Tantas noches desperdiciadas,
tantos sueños desgastados
se funden con el dolor y el rencor
que reprimo contra mi corazón
cada vez mas suavemente,
cada vez muere un poco más.

Los pasillos sombríos se funden
en un aire implacable
siento como si se rajara mi alma en pedazos
mientras tu no me das ni una sola mirada.

Nostalgia, pasa a través de mi
segundo tras segundo con menos intensidad,
los pétalos del rosal caen tristemente
al igual que tu y yo y nuestra "amistad".



sábado, 13 de marzo de 2010



Oigo un glorioso coro y siento como si fueran ángeles
que atraviesan con fuerza mi alma,
que deleitan mis oídos con melodioso canto.

Tantas emociones vuelan a través de mi,
Tantos recuerdos pasan por mi mente,
y hay demasiados que quisiera borrar,
o al menos eso quiero hacerme creer.

Cierro los ojos y vuelvo a ver el cielo,
sonrío unos instantes, hasta que caigo nuevamente
en el vacío de la soledad y la rabia.
¿Cuando me perdonare por todo?
Las noches son eternas cuando sientes
que el sol no volverá a salir.

Quiero creer que todo a sido mi culpa,
al menos sentiré que hay una respuesta
para este infernal desconcierto.
Pero no es así, jamas sabre el porque
de todas las cosas,
simplemente ha pasado y ya puedo
volver a nacer bajo las alas de un nuevo amanecer.

Han pasado muchas cosas últimamente,
me he arrepentido de tanto,
me pregunto a veces ¿como he podido ser tan ciega?
Los poemas se destrozan uno tras otro
en una atmósfera de fuego abrazador,
el reloj con los minutos desperdiciados en la nada
se retuercen en un torbellino de adioses.

El problema es aquel,
del que aun no puedo despertar,
¿porque no puedo verte sin sentirte?
Paso la hoja con tristeza, lo admito,
pero se que es lo mejor.

Mi corazón vuelve a palpitar con el alivio que siempre tuvo.
Miro el futuro, trato de trazar una linea de falsa esperanza
pero no sera así, basta de planificar el amar,
prefiero dejarle al incierto los sueños,
supongo que así sera mas divertido.


:)